Aprobado el Decreto-ley para pymes y autónomos de locales de negocio

24 abril 2020

A continuación hacemos un resumen de los supuestos y requisitos para poder aplicar estas medidas, publicado a través del Real Decreto-ley 15/2020 de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo.

Sobre las medidas aprobadas en el mismo, queríamos destacar, las que se han aprobado en relación a los arrendamientos para uso distinto del de vivienda. Son medidas ampliamente demandadas por el sector y por diversos colectivos vulnerables, que, a lo largo de esta crisis sanitaria, se han visto seriamente perjudicados. En una anterior circular, les informábamos de las medidas aprobadas en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, aunque este, únicamente aprobaba medidas que hacían referencia a los arrendamientos de viviendas.

Para el caso de locales de negocio, en primera instancia, el Gobierno, instó a todos los propietarios e inquilinos con contratos de arrendamiento de este tipo, a llegar a acuerdos de buena fe, una vez valorados los efectos económicos derivados del Covid-19.

Nuevamente, en este Decreto Ley, se hace distinción especial entre el “Gran Tenedor” y el pequeño “Inversor-Propietario”.

¿Qué se entiende por «Gran Tenedor»?

Todas aquellas personas físicas o jurídicas que sean titulares de más de 10 inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2.

Para aquellos casos, en los que el acuerdo NO se haya llevado a cabo, pasamos a resumir las medidas aprobadas para estos supuestos:

Arrendamiento para uso distinto del de vivienda con Grandes Tenedores.

a.  Se establece una moratoria aplicable de forma automática en el pago del alquiler.

b.  El plazo para solicitar la misma es de un mes desde la fecha de publicación en el BOE del Real Decreto (es decir, desde el 23 de abril).

c.  La moratoria, tendrá una duración equivalente al periodo de estado de alarma, con un máximo de 4 meses.

d.  La renta se aplazará sin penalizaciones ni obligación del pago de intereses.

e.  El pago del importe aplazado se realizará de forma prorrateada en un periodo no superior a los dos años (24 meses), desde la finalización del estado de alarma o en los plazos pendientes hasta el vencimiento del contrato de arrendamiento.

Arrendamiento para uso distinto del de vivienda con pequeño inversor-propietario

a.  Posibilidad de solicitar aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta, por parte del arrendatario.

b.  El plazo para solicitar la misma es de un mes desde la fecha de publicación en el BOE del Real Decreto (es decir, desde el 23 de abril).

c.  Posibilidad de disponer del importe de las fianzas que podrán servir para el pago total o parcial de alguna de las rentas. En caso de utilizar las mismas para este menester, deberán reponerse en el transcurso de 1 año desde la celebración del acuerdo o inferior si el vencimiento del contrato sucediera antes.

 

¿Qué requisitos han de cumplir los Autónomos y Pymes arrendatarios con derecho a solicitar moratoria?

Autónomos:

1.  Estar afiliado y en situación de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por cuenta propia o Autónomos o, en su caso, en una de las mutualidades sustitutorias del RETA.

2.  Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma por el COVID-19.

3.  En el caso de que la actividad no se vea suspendida directamente como consecuencia del estado de alarma, poder acreditar la reducción de, al menos, el 75% de la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes, referido al año anterior.

Pymes:

1.  Aquellas sociedades de capital, que formulen sus cuentas anuales en la modalidad abreviada, por cumplir con los siguientes requisitos:

·  Que el total de sus activos NO supere los 4 millones de euros.

·  Que el importe neto de su cifra de negocios NO supere los 8 millones de euros.

·  Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio NO sea superior a 50.

2.  Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma por el COVID-19.

3.  En el caso de que la actividad no se vea suspendida directamente como consecuencia del estado de alarma, poder acreditar la reducción de, al menos, el 75% de la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes, referido al año anterior.

 

Acreditación de los requisitos

Reducción de actividad.

Se acreditará, mediante declaración responsable, en base a la información contable, sobre la reducción de más del 75% en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior.

El arrendador podrá solicitar acreditación mediante la solicitud de los libros contables.

Suspensión de la actividad

Se acreditará, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la CCAA, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

 

Consecuencias de la aplicación indebida del aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta.

Los arrendatarios que se hayan beneficiado del aplazamiento temporal sin reunir los requisitos establecidos, serán responsables de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos derivados.

Contacto

Tenemos una solución a medida y dos oficinas a disposición de nuestros clientes.

* Campos obligatorios
He leído y acepto la política de privacidad.

Sant Cugat

Av. Rius i Taulet 1
08172 Sant Cugat
93 589 45 36

Barcelona

Oficina central
Av. Diagonal 361, 4º 1ª
08037 Barcelona
93 238 78 26