¿Tiene derecho a las ayudas de alquiler? Analizamos las nuevas medidas

2 abril 2020
El martes, el Consejo de Ministros, aprobó un paquete de medidas de alquiler en beneficio de aproximadamente 500,000 familias vulnerables. Este decreto incluye medidas pero dependerá del tipo de propietario y la situación del inquilino que podrán beneficiarse de unas u otras.

 

Personas vulnerables, ¿Qué se considera vulnerabilidad económica?

Dadas las graves consecuencias, que el confinamiento obligado, ha provocado en el funcionamiento ordinario de las empresas y negocios, el Ejecutivo ha incluido en este concepto, todas aquellas personas que

  1. Hayan sido afectadas por un ERTE.
  2. Se hayan en situación de desempleo.
  3. Personas que hayan visto reducida su jornada laboral.
  4. Personas que hayan tenido que reducir su jornada laboral por motivo de cuidado.
  5. Profesionales, Autónomos o Empresarios, que hayan sufrido una disminución drástica de sus ingresos que le impida afrontar el pago del alquiler, siempre y cuando no alcancen, con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).

Además de las circunstancias señaladas anteriormente, será necesario para concurrir en situación de “vulnerabilidad económica”, que la renta arrendaticia, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35 por cien de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar. A estos efectos, se entenderá por “gastos y suministros básicos”, el importe del coste de los suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil, y las posibles contribuciones a la comunidad de propietarios, todos ellos de la vivienda habitual que corresponda satisfacer al arrendatario.

No obstante, NO se entenderá que concurren los supuestos de vulnerabilidad económica, a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 a los efectos de obtener moratorias en la renta arrendaticia de la vivienda habitual, cuando la persona arrendataria o cualquiera de las personas que componen la unidad familiar que habita aquella, sea propietaria o usufructuaria de alguna vivienda en España, exceptuando aquellos casos en los que la posesión de la misma provenga de una herencia.

 

Medidas aprobadas para casos de vulnerabilidad

Las medidas que se han aprobado, giran en torno a la moratoria en el pago del alquiler de la vivienda habitual, por un periodo máximo de 4 meses, para aquellas personas consideradas vulnerables.

Así mismo, se regula la suspensión de los procedimientos de desahucio, desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley, por un periodo máximo de 6 meses.

También se ha aprobado, la posibilidad de solicitar la prórroga automática de todos los contratos de arrendamiento, cuyo vencimiento pueda sucederse durante el Estado de Alarma, mientras dure este, y hasta dos meses después de que haya finalizado. Esta prórroga, deberá ser aceptada por el arrendador y tendrá una duración de 6 meses desde la solicitud por parte del arrendatario.

 

Pequeño Inversor-Propietario VS “Gran tenedor”

Tras la publicación del último Decreto Ley 17/2019, de 23 de diciembre, de medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda, promulgado por la Generalitat, donde se modificó sustancialmente el concepto de “Gran tenedor”, se aplica también para esta situación extraordinaria, una distinción entre aquellos pequeños Inversores que poseen hasta 10 viviendas respecto de aquellos otros considerados, “Grandes tenedores”, que poseen más de 10 viviendas en alquiler.

El pequeño propietario no tiene obligación de suspender la renta ni moratorias aunque se pida desde el Gobierno la negociación entre arrendador e inquilino.  En el caso de que no haya acuerdo el arrendatario podrá acceder a microcréditos o préstamos que concederá directamente el ICO, los cuales podrán devolverse en un periodo de 6 años, prorrogable a 4 años más hasta un máximo de 10 años.  Para el caso de no poder hacer frente a la devolución de este crédito, el Ejecutivo ha anunciado además ayudas en forma de condonación de deuda.

En relación al “Gran tenedor”, el Ejecutivo plantea una situación distinta. Existe obligación de aplicar moratoria de 4 meses, del pago del importe arrendaticio, la cual podrá resolverse de dos formas distintas:

  1. Una quita del 50% de la deuda mientras dure la moratoria, esto es, una reducción equivalente a la mitad del importe de la renta durante 4 meses.
  2. Una reestructuración de la deuda, derivada de la moratoria de los 4 meses, a devolver en los próximos 3 años, esto es, el prorrateo en 36 meses del importe equivalente a 4 mensualidades, o el que corresponda según la duración del contrato atendiendo a su vencimiento.

Dicha moratoria, es de obligado cumplimiento para todos aquellos considerados como “Gran tenedor”.

 

Acreditación del estado de “vulnerabilidad económica”.

La concurrencia de las circunstancias para acreditar la vulnerabilidad económica, se acreditará por la persona Arrendataria ante la persona Arrendadora, mediante la presentación de los siguientes documentos: 

  1. a) En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo. 
  2. b) En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado. 
  3. c) Será necesario acreditar el número de personas que habitan en la vivienda habitual.
  4. d) Titularidad de los bienes: nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar. 
  5. e) Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según este Real Decreto-ley. 

Para el caso de que el solicitante de la moratoria no pudiese aportar alguno de los documentos requeridos en los apartados anteriores, podrá sustituirlo mediante una declaración responsable que incluya la justificación expresa de los motivos, relacionados con las consecuencias de la crisis del COVID-19, que le impiden tal aportación. Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas, dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiese facilitado.

 

Consecuencias en caso de solicitud indebida de la moratoria por vulnerabilidad económica.

La persona o personas que se hayan beneficiado de una moratoria de la deuda arrendaticia de su vivienda habitual, sin reunir los requisitos previstos, serán responsables de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas excepcionales, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden a que la conducta de los mismos pudiera dar lugar. 

Contacto

Tenemos una solución a medida y dos oficinas a disposición de nuestros clientes.

* Campos obligatorios
He leído y acepto la política de privacidad.

Sant Cugat

Av. Rius i Taulet 1
08172 Sant Cugat
93 589 45 36

Barcelona

Oficina central
Av. Diagonal 361, 4º 1ª
08037 Barcelona
93 238 78 26