¿Préstamo personal o hipoteca? ¿Qué elegir?

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Préstamo personal o hipoteca

Tabla de contenidos



Comprar una vivienda es una de las inversiones más importantes que harás en tu vida y, aunque es necesario tener ahorros para poder pagar el precio de la compra, los gastos de la compraventa y los impuestos, también es habitual solicitar financiación a un banco para hacer frente a todos los pagos. Pero ¿es mejor un préstamo personal o una hipoteca?, ¿en qué se diferencian y en qué casos se utiliza cada uno?



Similitudes y diferencias entre préstamo personal e hipoteca


Para entender mejor las dos figuras del préstamo personal y la hipoteca, vamos a analizar las similitudes y las diferencias.


¿En qué se parecen el préstamo personal y la hipoteca? Son parecidos en los siguientes aspectos:


– Son dos préstamos, la hipoteca se denomina préstamo con garantía hipotecaria.


– Los dos se pueden utilizar para financiar la compra de una vivienda (veremos los matices a continuación).


– En ambos casos un banco te presta el dinero y lo tendrás que devolver en plazos y pagar unos intereses.


Diferencias entre préstamo personal e hipoteca:


Capital prestado. En las hipotecas el capital que presta el banco es más elevado. Suele estar entre los 50.000 y los 100.000 euros, aunque los importes varían de un banco a otro. En los préstamos personales el importe suele ser inferior a 50.000 euros.


Plazo de devolución. Debido a que las hipotecas tienen un importe más elevado, también tienen plazos de devolución más largos que los préstamos personales. En las hipotecas los plazos de devolución pueden alcanzar los 30 o 40 años, dependiendo de la edad del solicitante y de otras circunstancias. El plazo de devolución de un préstamo persona suele variar entre los 5 y los 15 años, aproximadamente.


Tipos de interés. Suelen ser más bajos en las hipotecas que en los préstamos personales. No obstante, es importante analizar los productos que ofrecen los bancos a tipo fijo y a tipo variable, para poder elegir correctamente.


Cuota mensual. Los plazos de devolución de las hipotecas son más largos por lo que las cuotas suelen ser más reducidas y más fáciles de pagar.


Gastos de constitución. En las hipotecas los gastos de constitución son más elevados debido al importe prestado que hace aumentar tanto los gastos de la escritura ante notario, como los de apertura (en el caso en que el banco los cobre) o los de inscripción en el registro de la propiedad.


Trámites. Suelen ser más complicados en las hipotecas que en los préstamos. Debido al riesgo que el banco asume en las hipotecas, pedirá más información y documentación al solicitante.


Destino del dinero. Por lo general, los préstamos personales se suelen destinar a comprar vehículos, muebles, hacer obras en la vivienda, pagar gastos de la hipoteca o abonar parte del precio de la compra, entre otras opciones, mientras que las hipotecas se suelen solicitar para compras de mayor importe como la de una vivienda.


Requisitos de concesión. En la concesión de las hipotecas los requisitos de concesión que establecen las entidades bancarias son más numerosos y más exigentes, puesto que las cantidades que se prestan son mayores y los bancos se deben asegurar de que podrás devolver el capital prestado.



¿Qué es mejor elegir, préstamo o hipoteca?


Elegir entre préstamo personal o hipoteca depende de diversos factores como los siguientes:


El dinero que tengas ahorrado. Si tienes ahorrado bastante dinero (por ejemplo, puede que hayas vendido tu anterior vivienda hace poco tiempo), puede que solo necesites un préstamo personal para hacer frente a los gastos de la compraventa.


Tus ingresos mensuales. Los bancos van a analizar tu capacidad de endeudamiento tanto para la hipoteca como para el préstamo personal, por lo que te solicitarán tus nóminas de los últimos meses y el contrato de trabajo que tienes firmado. En el caso de que seas autónomo o empresario con una sociedad mercantil, te solicitarán las copias de las declaraciones de la renta, del IVA y del Impuesto sobre Sociedades.


El dinero que necesites para comprar. Antes de decidir qué tipo de financiación necesitas es fundamental que hagas cálculos. Por un lado, deberás considerar el precio de la compraventa, por otro los impuestos y los gastos de la compraventa. Una vez hecho lo anterior, deberás analizar a qué puedes hacer frente con el dinero ahorrado y cuánto dinero necesitas. En cualquier caso, debes tener presente que los bancos no conceden hipotecas por el 100% del valor de la vivienda.


Tus circunstancias personales. Los bancos también toman en consideración algunos aspectos importantes como que tengas un buen historial crediticio y que no estes en ningún archivo de morosos, que puedas aportar un aval o que no tengas más de 70 años cuando termines de pagar la hipoteca. Aunque estas condiciones varían de una entidad a otra y de un producto a otro.



¿Es posible pedir un préstamo personal y una hipoteca (o viceversa)?


Una de las preguntas más frecuentes que se suelen hacer los compradores de una vivienda es si pueden solicitar un préstamo personal y una hipoteca a la vez. Se pueden dar dos situaciones:


– Que el banco ya te haya concedido un préstamo personal y quieras pedir una hipoteca. En este supuesto la entidad bancaria analizará tus ingresos y tu situación laboral para saber si puedes pagar la cuota de la hipoteca y la cuota del préstamo a la vez.


– Que ya tengas una hipoteca y quieras solicitar un préstamo personal. También es posible y el banco realizará un análisis de tu capacidad de endeudamiento para decidir sobre la concesión o no del préstamo.



Consejos para solicitar una hipoteca


Si tienes algo de dinero ahorrado, pero necesitas solicitar una hipoteca para comprar tu casa porque no es suficiente con un préstamo personal, puedes seguir los siguientes consejos:


Analiza tu situación. Por un lado, es esencial que aportes una buena imagen al banco por lo que tendrás que ver si tienes alguna deuda pendiente para liquidarla si es posible, tus últimas nóminas y el tipo de contrato de trabajo que tienes firmado. Por otro lado, si, por ejemplo, te han incluido en un fichero de morosos por error o por una deuda que ya has pagado, deberás realizar los trámites necesarios para eliminar tus datos de ese fichero.


Solicita información en varias entidades. Es fundamental que compares las ofertas de varias entidades y que solicites informacion en el banco donde tengas domiciliadas las nóminas, por ejemplo, porque es posible que te ofrezca mejores condiciones.


Ten siempre dinero ahorrado. Si el banco ve que no tienes ningún ahorro, es probable que no te conceda la hipoteca puesto que el riesgo de que no devuelvas el dinero será más elevado.


Haz cuentas. Todo el proceso de recopilación de información te ayudará a hacer cuentas y verificar qué opción de las ofrecidas por los diversos bancos consultados se adapta mejor a tu caso.


Y, la última pregunta: ¿Qué ocurre si contratas una hipoteca, comienzas a pagar las cuotas y encuentras una hipoteca con mejores condiciones en otro banco? En este caso deberás analizar la hipoteca firmada y ver si se puede llevar a otro banco que ofrezca mejores condiciones (tipos de interés más bajos, menos condiciones de vinculación, etc.).


En definitiva, elegir préstamo personal o hipoteca depende de muchos factores que es necesario analizar para poder decidir correctamente y ahorrar dinero.





Proddigia

Proddigia

Conoce la evolución del mercado inmobiliario

Barcelona Market Report
Sant Cugat Market Report
¿Quieres estar al día de las últimas tendencias del sector inmobiliario?
Te puede interesar...
Consulta
Síguenos en
Barcelona Market Report
Barcelona Market Report
¿Sabes cuánto vale tu vivienda?

Descubre el valor real de tu inmueble con nuestra valoración online, gratuita y en 2 minutos. 

¿Quieres saber cuánto vale tu vivienda en Barcelona y Sant Cugat?

Descúbrelo gratis en solo 3 pasos. 

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra Política de Cookies.

Denegar - Política de cookies
¡Me interesa!

Quiero estar al día de las últimas tendencias

del sector inmobiliario