Cómo elegir hipoteca: ¿tipo fijo o tipo variable?

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
cómo elegir hipoteca

Tabla de contenidos

Hipoteca de interés fijo, variable o mixta, esa es la cuestión y el principal dilema de los compradores de vivienda que necesitan financiación bancaria: ¿cómo elegir hipoteca? ¿Qué es mejor en cada momento? ¿Qué elementos debo considerar? Te contamos todos los detalles en este artículo. 


Durante los últimos años el Euribor (el principal valor por el que se revisan las hipotecas a tipo variable) ha tenido subidas y bajadas importantes. Esto ha supuesto que muchas personas que deciden comprarse viviendas no tengan claro por qué tipo de hipoteca optar. 


Las variaciones del Euribor han sido significativas durante los últimos años: 

– En el mes de julio de 2008 alcanzó máximos históricos con un 5,3%

– En enero de 2021 tuvo un mínimo histórico de 0,5%. 

– Actualmente, aunque en octubre de 2023 se situó en un 4,1%, en marzo de 2024 se ha registrado una ligera bajada hasta el 3,7%. 


¿Qué tipos de interés se pueden aplicar a una hipoteca?

Comprar una vivienda supone una de las inversiones más elevadas que haremos en nuestra vida y elegir la hipoteca adecuada es un proceso complejo y que requiere tiempo y esfuerzo debido a la variedad de productos hipotecarios disponibles y a las implicaciones a largo plazo de esta elección. 


Tomar la decisión correcta depende de diversos factores y el más importante es conocer las opciones que existen. 


Las hipotecas pueden clasificarse en tres categorías:

Hipotecas de tipo fijo. Son las que ofrecen una tasa de interés que permanece constante durante toda la duración del préstamo hipotecario. Esto significa que tus pagos mensuales serán los mismos, lo que facilita la planificación financiera a largo plazo.

Hipotecas de tipo variable. En este caso tienen tasas de interés que pueden fluctuar durante la vida del préstamo, basadas en un índice de referencia que, generalmente, suele ser el Euribor. Esto significa que tus pagos mensuales pueden aumentar o disminuir, dependiendo de las condiciones del mercado hipotecario. 

Hipotecas mixtas. Suelen establecer un tipo fijo inicial durante un periodo determinado de tiempo y, después, un tipo variable. 


Recuerda que las entidades financieras suelen ofrecer bonificaciones en los tipos de interés si se contratan productos o se realizan determinadas acciones. Los más habituales son los siguientes: 

– Domiciliación de la nómina. 

– Contratación de seguro de hogar. 

– Contratación de un seguro de vida. 

– Contratación de cuentas o tarjetas de crédito. 

– Contratación de un plan de pensiones. 


¿Cuándo elegir la hipoteca adecuada?

Elegir una hipoteca para tu caso requiere conocer tus circunstancias concretas. Te definimos, a continuación, algunos aspectos a considerar. 


¿Cuándo es mejor una hipoteca de tipo fijo?

Si eliges una hipoteca de tipo fijo deberás tener en cuenta lo siguiente:

Estabilidad financiera. Si prefieres la certeza de conocer el importe de los pagos mensuales de tu hipoteca, tendrás la ventaja de poder realizar una planificación financiera a largo plazo. Intereses. Es fundamental que analices los tipos de interés y la tendencia al alza o a la baja. En el caso de tipos de interés en aumento, asegurar una tasa fija puede aportarte ventajas, ya que te permite bloquear una tasa baja para toda la duración del préstamo.

Tu perfil de inversor. Si tu perfil de inversión es más conservador en cuanto a la asunción de riesgos, una hipoteca de tipo fijo te dará la tranquilidad de saber exactamente cuánto pagarás cada mes.


¿Cuándo es mejor una hipoteca de tipo variable?

Si eliges una hipoteca con un tipo variable los elementos que deberás considerar son los siguientes: 

Tus ingresos.  Si crees que tus ingresos pueden aumentar en el futuro y puedes afrontar una posible subida de la cuota, la hipoteca a tipo fijo es una buena opción. 

Posibilidad de amortización anticipada. También será una buena alternativa se prevés que podrás amortizar anticipadamente el préstamo (total o parcialmente), sobre todo, en el caso de una subida de tipos. 

Tipos de interés. Si la previsión de los tipos de interés es de bajada en un futuro cercano, te podrás beneficiar de una reducción en la cuota. 

Tu perfil de riesgo. Si, como inversor, estás dispuesto a asumir cierto riesgo a cambio de la posibilidad de pagar menos, una hipoteca de tipo variable puede ser adecuada para ti.


¿En qué casos elegir una hipoteca mixta?

Esta hipoteca será una buena elección si actualmente los tipos de interés están altos y se prevé que se reduzcan en el futuro. Además, se deberán considerar aspectos como: 

La combinación de estabilidad y riesgo. Inicialmente la cuota permanecerá estable y después podrá subir o bajar en función de los tipos de interés. 

La previsión de aumentar los ingresos. Puede que tengas previsto que tus ingresos aumenten en el futuro o hayas pensado alquilar la vivienda y obtener una rentabilidad. 

Perfil inversor flexible. Si, como inversor, te gusta combinar seguridad con riesgo, esta hipoteca será la adecuada. 


Pasos para buscar y contratar tu hipoteca

El proceso de búsqueda de la hipoteca también es importante y te ayudará a elegir la mejor opción. Los pasos que puedes seguir son los siguientes: 


Analiza tu situación financiera

Este es un paso anterior al proceso de búsqueda de la hipoteca. Deberás analizar: tus ahorros, tus ingresos, el dinero que necesitas, y tu solvencia, en general, además de tu capacidad para enfrentar los pagos mensuales. 


Compara ofertas del mercado

Los bancos varían las condiciones de las hipotecas en función de las circunstancias del mercado, por lo que tendrás que solicitar varias opciones y valorarlas. No solo deberás prestar   atención al tipo de interés, sino que también son importantes aspectos como: 

– Los gastos de formalización

– El coste de las amortizaciones parciales o totales

– El coste de la subrogación 

– La comisión de apertura.  


Considera el plazo del préstamo hipotecario

La duración del préstamo influirá en la cuota y es necesario que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades. Los plazos más largos pueden reducir tu pago mensual, pero supondrán que pagues más intereses a largo plazo. 


Lee las condiciones de la hipoteca antes de firmar

Parece muy obvio, pero solemos firmar documentos (incluso en casos importantes) sin leer nada.  Asegúrate de entender todos los términos y condiciones de tu hipoteca antes de firmar cualquier documento y no dudes en preguntar si algo no está claro. Debes saber que los notarios también tienen la función de aclarar cualquier duda. 


Valora la posibilidad de solicitar asesoramiento

Ya hemos visto que contratar una hipoteca es una operación relevante, por lo que es aconsejable buscar la ayuda y el consejo de un asesor financiero que pueda darte una perspectiva objetiva y ayudarte en el proceso de elección de hipoteca.


Elegir la hipoteca correcta es una decisión que debe tomarse con cuidado y con tiempo, teniendo en cuenta tanto las condiciones actuales del mercado como tus circunstancias personales y planes de futuro. Al seguir los pasos que te hemos planteado y realizar una investigación exhaustiva, estarás bien informado para tomar una decisión adecuada que te beneficie a largo plazo.


Si necesitas ayuda, no dudes en contactar con nuestro equipo de asesores expertos que te ayudarán a vender o comprar tu casa y a analizar qué tipo de hipoteca se adapta mejor a tu caso. 


Ana Vila

Ana Vila

¿Sabes cuánto vale tu vivienda en Barcelona y Sant Cugat?

Descubre el valor real de tu inmueble con nuestra valoración online, gratuita y en 2 minutos. 

¿Quieres saber cuánto vale tu vivienda en Barcelona y Sant Cugat?

Descúbrelo gratis en solo 3 pasos. 

¡Me interesa!

Quiero leer el Market Report de Barcelona al completo.

¡Me interesa!

Quiero leer el Market Report de Sant Cugat al completo.

¡Me interesa!

Quiero estar al día de las últimas tendencias

del sector inmobiliario