Pasos para añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Añadir nuevo inquilino contrato alquiler

Tabla de contenidos



¿Necesitas incluir a tu pareja o a un amigo a tu contrato de alquiler y no sabes cómo hacerlo? Es bastante frecuente que una persona alquile un piso y con el paso del tiempo quiera vivir con su pareja y añadirla al contrato de alquiler, por ejemplo. Te contamos cómo añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler paso a paso.



Opciones si quieres añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler


Existen diversas circunstancias que se pueden dar a la hora de añadir un nuevo inquilino al contrato de alquiler. Son las siguientes:


El propietario está de acuerdo. En este caso, el arrendador está conforme con que se añada a otra persona como arrendatario y se puede hacer un anexo al contrato firmado o un nuevo contrato de alquiler con los dos inquilinos (el nuevo y el antiguo). En estos supuestos, es probable que el propietario de la vivienda solicite documentación relativa a la solvencia del nuevo inquilino para evitar inquilinos morosos (contrato de trabajo, últimas nóminas, declaración del IRPF, y si el nuevo inquilino es empresario, declaraciones de IVA, declaración del impuesto sobre sociedades y declaración del IRPF).


El propietario no está de acuerdo. En el caso en que el arrendador no esté de acuerdo, se puede resolver el contrato de alquiler. Para ello primero hay que analizar la regulación del contrato en cuanto al desistimiento anticipado. En relación al desistimiento, el artículo 11 de la Ley de Arrendamientos Urbanos establece lo siguiente:


El arrendatario podrá desistir del contrato de arrendamiento, una vez que hayan transcurrido al menos seis meses, siempre que se lo comunique al arrendador con una antelación mínima de treinta días. Las partes podrán pactar en el contrato que, para el caso de desistimiento, deba el arrendatario indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Los períodos de tiempo inferiores al año darán lugar a la parte proporcional de la indemnización.



Contenido del anexo para añadir un nuevo inquilino al contrato de alquiler


En el caso en que el arrendador acepte añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler, se deberá elaborar un anexo al contrato firmado o formalizar un nuevo contrato. En el primer caso, el contenido del anexo al contrato será el siguiente:


Datos de los inquilinos y del propietario. En el anexo deberán figurar los datos del inquilino inicial, del nuevo inquilino y del propietario: nombre, apellidos, DNI, dirección etc.


Expositivo. En el expositivo del anexo se deberá explicar por qué se firma el anexo. Se puede incluir lo siguiente:


Que con fecha X se firmó un contrato de alquiler sobre la vivienda sita en X entre X como arrendador y X como arrendatario.

Que el arrendatario ha solicitado al arrendador la inclusión de Don/Doña X  como inquilino adicional del contrato y que el arrendador ha acepado por lo que se pacta lo siguiente:


Cláusulas:


Cláusula relativa a la inclusión del nuevo inquilino. El objeto del anexo es añadir al nuevo inquilino al contrato de alquiler por lo que deberá explicarse la inclusión en el contrato en una cláusula. Es aconsejable detallar lo máximo posible para que quede clara la inclusión, que el nuevo inquilino asume todos los derechos y obligaciones del contrato de alquiler y que responderá de forma solidaria de dichas obligaciones.


Entrada en vigor. Es importante definir en qué momento entra en vigor la modificación del contrato por la que se añade un nuevo inquilino, por lo general, suele ser en el momento de la firma del anexo.


Modificación de la renta. El arrendador puede decidir solicitar el pago de un importe mayor de la renta a los inquilinos, por ejemplo, o puede que decida revisarla según la renta de mercado para adaptarla a las circunstancias del momento.


Modificación de la forma de pago, si corresponde. En función de las necesidades de las partes se puede pactar la modificación de la cuenta de los inquilinos donde esté domiciliada la renta, ya que estos pueden tener una cuenta conjunta.


Ampliación de la duración. Puede que el arrendador y el arrendatario pacten la ampliación de la duración del contrato para favorecer la estabilidad del alquiler. En este caso, deberán tener en cuenta la regulación del artículo 9 de la Ley de Arrendamientos Urbanos que establece que la duración se pacta libremente por las partes y si es inferior a 5 años o inferior a 7 años si el arrendatario es persona jurídica, llegado el día del vencimiento del contrato, éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de 5 años o de 7 años si el arrendador es persona jurídica, salvo que el arrendatario comunique con 30 días de antelación, como mínimo, respecto a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo.


Obligaciones adicionales que se quieran añadir. Se puede pactar, por ejemplo, la repercusión del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o de los gastos de comunidad a los inquilinos, en base al artículo 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que contempla la posibilidad de que las partes pacten la repercusión de los gastos generales del inmueble, sus servicios y tributos al arrendatario.


Firma de todas las partes en todas las hojas. Finalmente, es importante que se firme el anexo por todas las partes y en todas las hojas, de manera que quede constancia por escrito de lo pactado. No es válido un anexo firmado solo por los inquilinos. Por lo general, se firma en el borde de cada página y al final de la última página.


En cualquier caso, para que la relación entre inquilinos y arrendador sea duradera y se base en la confianza mutua, si se pacta añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler, deberá hacerse de manera que en la negociación y en el pacto final ambas partes ganen. Por ejemplo, si se añade al nuevo inquilino, se puede ceder para aumentar un poco la renta o la duración del contrato.



¿Es lo mismo añadir a un nuevo inquilino en el contrato de alquiler que hacer una subrogación?


Añadir a un nuevo inquilino al contrato alquiler y hacer una subrogación puede parecer cosas parecidas, pero son diferentes. La subrogación en el contrato de alquiler se produce en dos casos:


Fallecimiento del inquilino. En el supuesto en el que el inquilino fallezca, su cónyuge (o persona con análoga relación de afectividad) o familiar (descendientes, ascendientes, hermanos etc.) tienen la opción de convertirse en inquilinos del piso.


Divorcio de los inquilinos. Puede ocurrir que los inquilinos sean un matrimonio y se divorcien, en cuyo caso, en la sentencia de divorcio se le asignará la vivienda habitual a uno de ellos, que pasará a ser el único inquilino.


Tanto si eres arrendador como si eres arrendatario y quieres añadir a un nuevo inquilino al contrato de alquiler, es necesario que analices el contrato firmado, que conozcas la regulación de la ley de arrendamientos urbanos y que cuentes con la ayuda de consultores inmobiliarios y expertos que te asesoren sobre el contenido del anexo y que te ayuden en la negociación.





Proddigia

Proddigia

Conoce la evolución del mercado inmobiliario

Barcelona Market Report
Sant Cugat Market Report
¿Quieres estar al día de las últimas tendencias del sector inmobiliario?
Te puede interesar...
Consulta
Síguenos en
¿Sabes cuánto vale tu vivienda en Barcelona y Sant Cugat?

Descubre el valor real de tu inmueble con nuestra valoración online, gratuita y en 2 minutos. 

¿Quieres saber cuánto vale tu vivienda en Barcelona y Sant Cugat?

Descúbrelo gratis en solo 3 pasos. 

Uso de cookies

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra Política de Cookies.

Denegar - Política de cookies
¡Me interesa!

Quiero estar al día de las últimas tendencias

del sector inmobiliario